Te espero

Hace siglos te estoy esperando
Alma vieja de estrellas y llanto
Mientras alzo mi voz a lo lejos
Para ver si tú escuchas mi canto

Ven a mí eterno ser amado
Necesito que escuches mi llamado
Te espero con el corazón atado
Ven y adornemos el pecado.

Para qué.

Para que me buscaste y te empeñaste
en sembrar mariposas en mi pecho
Si de nada sirvieron tus desvelos
Y dejaste nublado nuestro cielo.

Dime tú cómo ordeno este reguero
El desorden que dejaste aquí dentro
Para qué regaste flores en mi pelo
Si ahora muero de nostalgia y de deseo.

La rosa


Se ha perdido una rosa,
nadie cuida de ella,
se quedó abandonada
sin cuidados ni abrigo.

Aún no entiende que pasa
mientras tanto ella sueña
que regresa su amado
con total devoción.

Pero no llega nadie,
está solo el camino
Languidece la rosa
esperando al amor.

Remembranza

Se sentaba al borde del arroyo
Buscando escribir sus emociones
Respiraba suavemente y en su aliento
Se sentía el perfume de las flores.

Nunca supe que escribió en aquel cuaderno
O que rumbo tomó su leve vuelo
Pero aún me parece que la veo
Agachada en la sombra sonriendo.

Beso

Sentía que aquel beso la elevaba por encima de los pastos y del cerro.

Colocándola en las olas que bailaban y jugaban con su piel y sus cabellos.

Ardiendo de delirio y de placer
Hasta dejarla en la orilla reposada
Deseando, en secreto, su regreso.

Mis sueños

Se alcanzan los sueños queridos,
Sabores amargos y dulces
de olor a café,
Entibiando mi piel,
Alcanzando mi ser,
Mis sueños.
Que se colgaron de la primavera,
Que dieron rienda suelta a mis quimeras,
Enamorando con sus besos tiernos,
Iluminando con su luz mi vida.
Llenando de alegrías cada línea
Que escriben en mi libro personal
Y se quedaron para siempre estar.

Ideas

Siempre inquietas en mi mente, no me dejan descansar
Se lanzan en tropelaje contra mis sienes, latentes.

Hasta que debo soltarlas, no las puedo contener
Y salen como bandada de aves que buscan la luz.

Moviéndose alegremente, su energía no se agota
Siempre vivirán conmigo, mis ideas me enamoran.

Final

Emociones se deslizan, con tristeza y sin prisa
Van vaciando los estantes que llenaste y te marchaste
Poco a poco van saliendo, desnudando mis desvelos.

Y cuando termine todo y mi vida se derrumbe
Solo quedará un suspiro que apagará nuestra lumbre.

Alas

Quisiera tener alas para poder volar
Extenderlas en su totalidad
Mientras el sol me cala hasta los huesos
Y dejarme devorar por ese viento
que será mi dueño.

Sin más nada en mi cabeza que volar
Enredada entre las nubes vaporosas
Que me rozan suavemente como besos
Mientras veo a lo lejos con el alba
Como nace nuevamente la esperanza.

Me gustaría tanto tener alas en mi cuerpo
Para alzar el vuelo rápido y directo
Hacia el horizonte siempre tan lejano
Que me espera y me llama desde antaño
Y perderme en sus destellos ya sin miedo.

Hace tiempo

Hace tiempo estoy buscándote
y no te encuentro por más que intento.
Y me pierdo en este andar de locos sin razón,
si no me quieres, porqué te quiero?

Y no encuentro la razón que me motiva
para sentir el vendaval que me originas
Y sólo puedo ver como me estrello
entre tus idas y tus venidas.

Si nace del corazón el sentimiento
y cuando te veo, me estalla el cuerpo
Qué puedo hacer en contra de esto?
No está en mis manos, por más que intento.

Y yo sigo aquí, luchando contra todo,
contra mí misma y lo que siento,
porque sé que es inútil este intento.
Caigo en picada contra tu viento.

Sin embargo, mientras tanto y pasa el tiempo,
De forma suave y con mil miedos
Entregando lo que tengo y lo que siento
Sigo buscando hacer nacer tus sentimientos.